LOS PAPELES DE JULIO MARTEL: EL ESTADO TRAMPOSO

Por: Adalberto Agudelo Duque

Indisciplina social, día sin IVA, ingreso solidario vinieron a ser lo mismo. El “gobierno” saboteó sus medidas de prevención. Demostró que no hay cuarentena, COVID o peligro si se trata de “salvar” a la banca, a las grandes empresas y a los centros comerciales. Pero en el día sin IVA hay una maldad mucho más oscura, más malévola: a las gentes que se arrojaron a comprar en masa les robaron tres veces: 1, el descuento del impuesto porque, guerra avisada no mata soldado, los comerciantes subieron los precios para hacer parecer que los descuentos eran efectivos. 2, el descuento muy probable que hubieran conseguido por promociones y 3, los intereses de las tarjetas de crédito del 30%, más los cobros por manejo, retiros, consultas que son un robo patrocinado por los subalternos de los banqueros que nos
gobiernan.

Cuentas claras. Quien compró un artefacto por un millón de pesos terminará pagando 491.600 de más si el crédito se difiere solo a doce meses. Más los cobros mensuales por el uso de la tarjeta más todas las arandelas inventadas por los bancos para robarse el ahorro de empleados, amas de casa, pensionados…

Todo esto sin contar conque los aparatos ofrecidos son de tecnología de salida, con obsolescencia programada, desuetud la llaman. La trampa fue bien montada. No avisaron sino en el último momento que no se recibirían pagos en efectivo. Más claro no pudo ser. El propósito no era reactivar el comercio sino tender lo que llaman un salvavidas a los grupos de bancos que vieron disminuir sus ingresos por la escasa circulación de la moneda, las transacciones comerciales, la demanda de servicios y, sobre todo, el desuso del dinero plástico.

También el ingreso solidario saboteó la cuarentena. Las filas interminables, las aglomeraciones, “la indisciplina social” pusieron en duda la necesidad de las medidas de aislamiento, la certeza del peligro y la efectividad de las normas. Lo que nos lleva a otra sospecha. La declaratoria de la emergencia ha servido para encubrir otros propósitos: el préstamo de 370 millones de dólares a una empresa que no es colombiana, que siempre maltrató a los clientes y está en quiebra; la subasta de los activos del estado, es decir enajenación, dependencia, genuflexión, acallamiento de la protesta social, el incremento del asesinato de los líderes sociales. Confirmado: la reforma laboral vía decreto (1174, salario por horas), no ley; la venta de las minas de oro y coltán; el impulso del fracking… Y los medios de comunicación vendidos a la banca, a las pautas comerciales, a los partidos. No ver, no oír, no decir nada. ¿Se sabe de la huelga de ECOPETROL para evitar su venta? COLOFÓN. Algo muy grande y perverso se está fraguando por allá arriba. Amanecerá y veremos. Yahay indicios.

Síguenos en Facebook voxmediadiariodigital twitter @voxmedia1 – instagram vox_media_ para estar al día en noticias visita www.voxmediacol.com