Caldas alcanzó este domingo la cifra de 1.008 casos de COVID-19 y el número de casos nuevos supera al de recuperados. A esto se le llama ‘fase de aceleración’ y requiere del máximo esfuerzo de la comunidad para superarse. Así lo indicó el director de la Territorial de Salud de Caldas, Carlos Iván Heredia.

El funcionario señaló, además, que la casa se ha vuelto el mayor lugar de contagio, pues se han descuidado las medidas de aislamiento y limpieza. “Nos hemos descuidado y hemos creído que el virus pasó y no estamos poniendo suficiente énfasis en las medidas de bioseguridad en el hogar. Este también es un sitio a donde existe el coronavirus. El domiciliario o una persona que sale hacer alguna diligencia pueden llevarlo.  Si quien sale no tiene todas las medidas de protocolo, siempre estará exponiendo a toda la familia”, apuntó Heredia.

El director recalcó que el departamento viene fortaleciendo su disponibilidad de camas tipo UCI y señaló que aunque no hay alerta, se debe trabajar en no ocuparlas, pues aun no llega el llamado pico de la pandemia.

“En este momento tenemos una cifra de ocupación de camas del 23%. No preocupa, pero debemos mantenernos alertas y no tranquilizarnos. Debemos tomar todas las medidas y no esperar a que lleguemos a  cifras alarmantes porque crecer en camas UCI de un día para otro no es fácil, lo mejor es evitar llegar a esa cifras”, apuntó Heredia.